3/24/2010

Que tus recordatorios no terminen en la basura

Lo primero que viene a mi mente es aquel tablillero de la abuela en el cual había tantas figuritas que casi no podía contarlas. En aquel entonces no comprendía muy bien la procedencia de aquellos pequeños monumentos históricos. Con el paso de los años he comprendido que los recordatorios deben ser pequeños detalles con historia, versátiles y sobre todo prácticos. Mi lema es: “no es lo que regales, sino como lo presentes”. Además clasifico los recordatorios bajo tres categorías, las cuales menciono a continuación en orden de preferencia: que se ingiera, que se utilice y que se atavíe.

Taller de recordatorios prácticos I


Recordatorios: bolso abierto con ventana, envoltura de crema agria, envoltura de chocolate y triangulo de chocolates “kisses”. 

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario