7/12/2018

La verdad de los ingredientes de bizcochos



Los bizcochos llevan ingredientes esenciales como: harina, azúcar, grasa y huevos. También llevan ingredientes opcionales como: líquidos y bicarbonato de sodio. Alguna vez te has preguntado: ¿cuál es la función de cada ingrediente en una receta de bizcocho? Si eres curioso como yo, de seguro que te has hecho esa pregunta. En esta oportunidad estaré brevemente contestando esa pregunta. A continuación, te hablare de la verdad de los ingredientes de bizcochos.

Clasificación de los ingredientes

Los ingredientes en una receta de bizcocho se clasifican según su función, con el fin de tener un equilibrio. Se clasifican como: estructura, suavizante, humectante y secante. Algunos ingredientes cumplen con más de una función.

Estructura: Da cuerpo: harina y huevos.
Suavizante: Proporciona suavidad: azúcar y grasas.
Humectante: Brinda humedad: líquidos y huevos.
Secante: Absorben los líquidos: harina, almidón y cacao en polvo.


Función de los ingredientes básicos

1. Harina: Ingrediente esencial de un bizcocho que le proporciona estructura o cuerpo. La harina mantiene los ingredientes juntos en el horneo y también actúa como agente absorbente. Hay varios tipos de harinas con diferentes niveles de proteína. El contenido de proteína decide cuál será el uso de la harina.

2. Mantequilla: Añade exquisitez distribuyendo el sabor. El bizcocho no se sentirá grasoso. Hace que el bizcocho se sienta suave y prolonga su frescura. En el método de batido o cremación, la mantequilla se bate con el azúcar. Durante este proceso se incorpora aire. El aire en la mezcla junto al vapor de agua de los líquidos y el dióxido de carbono del polvo de hornear migran y se expanden al calentarse. Esto produce un bizcocho con una textura ligera.

3. Azúcar: Endulza e imparte sabor y suavidad. Favorece que se retenga la humedad. Mejora la textura y ayuda en la aireación. También ayuda a dorar la superficie y crear una capa crujiente. El azúcar hace más lenta la formación de gluten.


4. Polvo de hornear: También se le conoce como levadura química y es el agente de aireación más común. Contiene bicarbonato de sodio y un ácido que lo hace reaccionar cuando entran en contacto con la humedad. Su función es ampliar las burbujas o celdillas de aire que se crean durante la cremación de la mantequilla con el azúcar. Hace que el bizcocho suba. El polvo de hornear de doble acción reacciona con la humedad y la temperatura (calor).


5. Huevos: Dan estructura, sabor, color, esponjosidad y volumen a los bizcochos. Actúan como emulsificantes, lo que quiere decir que permiten que las grasas y los líquidos unan. La yema de huevo da sabor y suavidad. La clara de huevo esponja y da volumen. También aportan valor nutritivo.

6. Líquidos: Disuelven los ingredientes en la mezcla y hace que quede más liviana. Aportan humedad y mejoran el sabor. Activan los leudantes. La leche es el líquido más usado en las recetas y aporta agua (vapor para crecimiento), nutrientes y sabor. Ayuda a que se produzca el oscurecimiento (ayuda a dorar) y da suavidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario